SE REALIZÓ CONTROL NACIONAL DE BOCCIA EN LA SEDE VIDENA DE LEGADO

Con el objetivo de evaluar el progreso de los Para deportistas de cara a futuras competencias internacionales

 

San Luis, 15 de julio. – En el imponente Velódromo de la Sede Legado VIDENA se llevó a cabo el Control Nacional de Boccia de las categorías BC1, BC2, BC3 y BC4, organizado por Legado y la Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPPERÚ).

Ello con el objetivo de evaluar el progreso de los deportistas de cara a futuras competencias internacionales. 

Así lo señaló Rosa Chávez, jefe de la unidad técnica de la Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPP), quien resaltó la importancia de trabajar constantemente en la preparación de los atletas dedicados a este deporte adaptado.

“Nuestros controles son perennes, cada dos meses o cada mes, porque tenemos que ir controlado a los chicos de acuerdo con el evento deportivo que se avecine, incluyendo los internacionales”, refirió Chávez.

La dupla conformada por Dean Acosta y Niurka Callupe, bajo la batuta de José Zumarán, protagonizó la participación más esperada de este evento deportivo al estar próximos a viajar a Brasil para representarnos en el Campeonato Mundial de Boccia que se desarrollará a finales de este año.

Ambos buscaron reforzar sus talentos para clasificar a los Juegos ParaPanamericanos Santiago 2023 y tentar también su boleto a los Juegos Paralímpicos Paris 2024.

Actualmente, Acosta y Callupe realizan sus entrenamientos en el Velódromo de la sede Legado VIDENA, gracias a un acuerdo especial entre Legado y la ANPPERÚ.

De esa manera, los Para deportistas se preparan en espacios amplios y seguros, donde se cumplen las normas de bioseguridad requeridas por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del COVID-19.

SOBRE LA BOCCIA

La Boccia es una disciplina diseñada para personas con discapacidad, inspirada en el juego de origen italiano bocce o bochas, de donde toma su nombre, y aceptado como deporte paralímpico desde 1984.

El juego de la boccia consiste en acercar lo máximo posible las bolas rojas o azules a la blanca, se lanza las bolas rojas o azules hasta que una queda más cerca de la blanca que las de la parte contraria. El partido consta de 4 parciales en individuales y parejas, y 6 en equipos.

Este deporte lo practican personas en silla de ruedas que tienen parálisis cerebral, lesión cerebral o discapacidad física severa, y que se colocan en uno de los extremos del campo, desde donde lanzan las bolas.

Es así como Legado continúa trabajando de la mano con la Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPPERÚ) y las distintas federaciones, a fin de que los deportistas y Para deportistas entrenen y compitan en las sedes parapanamericanas, consigan mejores niveles de rendimiento y eleven su competitividad.

FOTOS: https://www.flickr.com/photos/lima2019juegos/albums/72177720300576143